lunes, 14 de agosto de 2017

Inevitable

Y resulta que siguen pasando las hojas del calendario y no hay manera de conseguir mitigar tu ausencia, y en esta fecha concreta menos aún.

Fue un catorce de agosto, en aquellas escaleras cuando reparamos el uno en el otro por primera vez. No sé si ya lo he nombrado otras veces, es más que probable, pero es inevitable no recordarlo, igual que es inevitable recordarte en las madrugadas cuando el sueño no quiere seguir acompañándome y me aferro a tu recuerdo de forma inconsciente, pero grata.

Ni puedo,  ni quiero.

No hay nada que desee más que recuperar mi corazón, acoger nuevas ilusiones y que simplemente seas un leve recuerdo, pero ni puedo,  ni quiero...

14 de agosto, siempre en el recuerdo.

lunes, 31 de julio de 2017

36


36. Porque permaneces imborrable 

Sigue siendo algo tremendamente imposible de evitar, y aunque no hago aportaciones al blog con asiduidad, no significa que no te tenga presente en mis pensamientos.
Intento convencerme de que son recuerdos idealizados y que la realidad nos empujó por diferentes caminos por alguna razón que aún no consigo entender, pero que, aunque aún no lo creas, sueño con que se vuelvan a cruzar en algún momento. 
Sigo convencido de que hubo y hay algo que trasciende en el encuentro de nuestras almas y corazones, pues a veces me sorprendo, y me sorprenden, al encontrarme de bruces y sin razón aparente alguna con tu recuerdo, y el anhelo, la nostalgia, incluso la pena se adueñan de mi por un instante, el corazón se me encoge al pensarte y al sentir como que le falta un trozo.


Nunca llegamos a despedirnos, nunca he dejado de recordarte. 
Nunca nos dijimos adiós, nunca he dejado de amarte.

Feliz trigésimo sexto cumpleaños, que tus sueños se sigan haciendo realidad y la felicidad sea la constante en tu día a día.

viernes, 13 de enero de 2017

Por ti

Escribo para escribirte.
Sueño para soñarte.
Recuerdo para recordarte.
Pienso para pensarte.
Añoro para añorarte.
Lloro para llorarte.
Busco para encontrarte.
No amo para amarte.