jueves, 27 de agosto de 2015

Forever



"Para siempre"

Sobre el concepto "eternidad", Aristóteles decía que "la eternidad es el tiempo que perdura siempre". Probablemente el tiempo si que sea lo único eterno de lo que podemos tener conciencia, quizás solo sea el tiempo aquello que pervive sobreponiéndose a sí mismo una y otra vez. Pero, ¿y "nuestro tiempo"?


Cada día que pasa consumimos nuestro crédito temporal y vital, y no siempre hacemos de cada día una nueva experiencia, ni desarrollamos todas nuestras capacidades, ni disfrutamos de muchas cosas ni de muchas personas, el término "carpe diem" pasa desapercibido y malgastamos nuestro saldo.

Hay que reconocer que hacer de cada día un "disfrutar de la vida" es una tarea complicada, la rutina y las obligaciones nos consumen y agotan, y perdemos de vista las cosas que realmente importan y sobre todo, desatendemos a aquellos que nos quieren y a quienes queremos. Y por desgracia sabemos que podemos hacer mucho más al respecto, que hay mucho más que podemos aportar.


En una serie de ficción, cuyo título plagio en este artículo, el personaje tiene 200 años de vida, y en el transcurso de ese tiempo se encuentra con muchísimas personas, pero solo una le cambia la vida, Abigail, quien se convierte en ese amor "eterno", amor que supera el paso del tiempo y al que, el personaje principal, Henry, es incapaz de olvidar y que permanece perenne en sus recuerdos y sigue ocupando su corazón a pesar de todo.

¿Es posible que existan ese tipo de personas que te dejan marcado para siempre?
¿Existen los amores para siempre?

"Tempus fugit" -- El tiempo huye
"Divenire" -- Llegar a ser, convertirse
"Carpe diem" -- Aprovecha el momento
"Forever" -- Para siempre

No puedo evitar mi propio "forever", y con subir la mirada queda todo aclarado...




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada