viernes, 29 de julio de 2016

Y treinta y cinco


35. Porque te llevo grabada en la piel.

El imborrable paso del tiempo que solo hace acentuar la nostalgia, la añoranza y el anhelo porque todo hubiera discurrido de otra manera diferente, asumiendo la imposibilidad de cambiar lo pasado y autoconvenciéndome de que no hay nada que hacer para acercarnos en un futuro. 

Soñándote feliz, rodeada de todo lo que soñabas y diciéndome a mí mismo que no era lo suficientemente bueno para ti, que no reunía los requisitos que te hacían feliz y que no tenía nada que ofrecerte, pues mis manos estaban vacías y mis bolsillos rotos.

Me descubro buscándote en fotos, en la multitud, en la carretera... 

Y tengo miedo de encontrarte, y tengo miedo de que te suceda lo mismo que a mí, confiando que sea algún tipo de problema psicológico que me tiene alienado, y que, como dueño de mi destino, estoy donde he ido decidiendo, bien o mal, pero al fin y al cabo en el camino que he ido andando, obviando las señales o siguiéndolas.

Eres parte de mi historia y no olvido esta fecha.... Felicidades !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada