jueves, 13 de junio de 2013

Señales





Mario Benedetti escribió, "más que besarla, más que acostarnos juntos; más que ninguna otra cosa, ella me daba la mano, y eso era amor".





La importancia de los signos, de las señales no se nos puede escapar ni puede ser despreciada. Cuán importante son los gestos, cuánto de indicadores tienen los signos, cómo de reveladores pueden ser las señales.




Cogerse de la mano...

Mirarse en silencio...

Publicar una foto...
(ahora que las redes sociales forman parte de nuestras relaciones personales)

Escribir un texto, una frase, una simple palabra...
algo que sabes que va por ti, pero que, quizás te niegas a verlo, te niegas a interpretar correctamente la señal que se te envía.

interpreta las señales

Afrontar el Camino es estar dispuesto a seguir las señales, no siempre podemos obviarlas, salvo que queramos correr el riesgo de perdernos. Una flecha amarilla indica la dirección, pero el sentido lo das tu, con cada paso, con cada esfuerzo, con esa esperanza que hace que avances hacia el objetivo. 

Flechas amarillas, vieiras, conchas, carteles, la cruz de Santiago.... esas son las guías, las señales que más proliferan en el Camino, aquellas que debes seguir para llegar al siguiente albergue, para alcanzar la meta.




Cada día, cuando salgas de casa, observa la señal, mírala fijamente y recuerda de dónde vienes y a dónde vas. Guíate por las señales, que, aunque en ocasiones son confusas, siempre indican algo, abre los ojos, agudiza tus sentidos, abre tu corazón, y deja que iluminen tu espíritu peregrino, déjate acompañar.





"buscar su mano en la oscuridad, mientras dormía, abrazarla y oler su pelo le transmitían esa paz y sosiego que todo ser humano anhela, y ese gesto era señal inequívoca de su felicidad"
by AyA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada