viernes, 28 de junio de 2013

La disculpa

Diariamente ingerimos grandes cantidades de información, cientos de textos, opiniones, ideas, frases, micro historias, documentación profesional... pasan por nuestras retinas, y, como es normal, no todo queda retenido en nuestra cabeza... Pero hoy ha habido una frase en particular que ha atraído mi atención.



Disculpar es perdonar, es dar razones que descargan de una culpa.

Parece sencillo, pero cuando se pide una disculpa de forma honesta y sincera, implica un gesto de madurez a considerar, significa una muestra de respeto hacia quien se le expresa, y como bien dice esta frase, que valoras y le das importancia a la relación.

La importancia de disculparse, de perdonar y de ser perdonado debe valorarse y considerarse en las relaciones personales... 

¿Cuánto nos cuesta pedir disculpas?

¿Es más fácil pedir perdón o perdonar? 

Es difícil enfrentarse cara a cara con los propios errores, asumir sus consecuencias, sentirse imperfecto, sentirse arrepentido. Pero también lo es esa lucha interna que todos tenemos para vencer al orgullo, al ego herido, dar el brazo a torcer, perdonar a pesar del dolor de las heridas... al fin y al cabo una disculpa quizás no pasa de ser palabras, y el daño hecho no se cura con palabras, pero si valoramos la sinceridad de las mismas, si ponemos el corazón a mediar en la lucha, esas heridas serán menos dolorosas, y entonces, quizás, el perdón tenga una oportunidad.

Una de las cosas que se aprenden en el Camino (ambos - el de Santiago y el Vital), es a reconocer nuestras debilidades, descubrir nuestra fragilidad y nuestras imperfecciones. "No somos perfectos", miles, si no millones de veces, hemos escuchado esta frase, incluso la hemos esgrimido como argumento en otras tantas conversaciones. Pero habría que apostillar que "debemos aspirar a serlo (perfectos)". 

by AyA - Roque del Conde - Arona



La llave del Camino a la Perfección está en cada uno de nosotros, y tú decides qué cerraduras deben abrirse , qué puertas tienes que abrir y cuales cerrar. 


PD. No soy perfecto. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada