martes, 21 de mayo de 2013

Experiencia Vital

Desconozco si has llegado hasta aquí guiado por la casualidad o por la curiosidad.

Desconozco si tu búsqueda de información acerca del Camino de Santiago ha hecho que acabaras leyendo estos textos, o si ha sido la magia de Google la que te ha traído hasta aquí.

La verdad es que este blog comenzó como una forma de expresar por escrito la experiencia del Camino de Santiago, cuyo comienzo se remonta a unos buenos meses antes de emprender la marcha, pues una experiencia de este calibre no se puede dejar completamente al azar. 
Hay muchas cosas que programar y decidir de antemano, lo fundamental es saber el número de días y en cuántas etapas quieres hacerlo, y sobre todo qué Camino elegir, y la forma de hacerlo.

Pero esto no es un blog sobre el Camino de Santiago, es sobre la Experiencia Vital en el Camino de la Vida.

Para ayudas, mapas, consejos, recomendaciones sobre la peregrinación compostelana sobran webs y blogs específicas.

En cambio, mapas, consejos, recomendaciones para el peregrinaje vital, eso ya es otra cosa. Principalmente porque no hay mapas, ni hay consejos, ni hay recomendaciones que se puedan ajustar al cien por cien a la vida de cada uno.

Partamos del hecho de que cada uno es único e irrepetible, de que tenemos muchas virtudes y también muchos defectos, de que el Camino de la Vida está lleno de alegrías, pero también de tristezas, de que compartiremos cosas y momentos únicos con otras personas únicas, y eso es lo que hace de este Camino, también algo único e irrepetible.

"Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia"

Esta frase de Blade Runner, nos sitúa en una realidad imperturbable y eterna, y que dejo en tus manos para que tu mismo saques las conclusiones que consideres, al fin y al cabo, tus momentos son tuyos, aunque sean compartidos. 
Eso sí, siempre hay opción a nuevos momentos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada