miércoles, 15 de mayo de 2013

Punto y seguido

(jueves, 07/06)
by AyA
Hoy toca madrugar nuevamente, pero esta vez para volver a casa. 
Las sensaciones del día son diversas, al fin y al cabo, cada vez que una aventura termina siempre sucede. Pena porque se acaba - Alegría por haberlo logrado. 
Cansancio por el esfuerzo - Fuerzas renovadas por la experiencia. 
Desánimo por dejar atrás personas y cosas que han formado parte del día a día - Animados para retomar la rutina diaria desde otra perspectiva.

El balance global de la experiencia peregrina es muy positivo, y salvo por la herida en el pie, no hay queja alguna respecto a nada. Paisajes, albergues, comidas, compañías... todo aprueba.
El Camino tampoco acaba aquí, aún se puede prolongar hasta Finisterre (finis terrae - el fin de la tierra) con unas etapas más, pero eso es algo que queda pendiente para próximas experiencias. 

Por lo tanto, toca hacer las maletas, recoger las pocas cosas que nos han acompañado y que han supuesto, no solo nuestras únicas pertenencias, sino que también han sido nuestra carga, ¿cuántas veces cargamos con cosas innecesarias? ¿En cuántas ocasiones acumulamos y acumulamos pertenencias? ¿Es necesario "tener"? ¿Es necesario "cargar" con más de lo preciso?

by AyA
El Camino posee multitud de etapas, de hecho hay multitud de Caminos con sus múltiples etapas, pero todas tienen en común la meta. Llegar a los pies del Apóstol, vencer nuestras debilidades, luchar contra nuestras limitaciones, superar retos y alcanzar logros que hacen que nos sintamos orgullosos de uno mismo y de aquellos que nos acompañan. 

La vida es igual. Tomamos un Camino que constantemente ofrece cruces, señales y marcas que debemos interpretar y sobre las que debemos tomar decisiones. Muchas veces tomamos la dirección errónea, nos equivocamos en la elección, y podemos perder tiempo caminando en una ruta o dirección equivocada, lo positivo de esto está en reconocer el error, y en rectificar. Dar la vuelta y volver a la senda correcta.
Caminar no es fácil, vivir no es fácil. Supone esfuerzos, supone sacrificios, pero también aporta muchas más cosas positivas: satisfacción, orgullo, alegría... 

by AyA
Y aunque pudiera parecer que ha llegado un punto y final, prefiero creer y confío en que simplemente sea un punto y aparte. Que tras esta experiencia venga otra, y luego otra, y otra más, y que cada una de ellas supere con creces a la anterior, que las expectativas, las ilusiones y las esperanzas de cada una sean motor suficiente para no cansarnos de aventurarnos, de arriesgarnos, que en cada etapa veamos lo positivo y aprendamos de lo negativo, disfrutemos de todo y de todos los que nos rodea y acompañan, que las prisas por llegar no estropeen los pequeños detalles que adornan cada metro que recorremos...




El Peregrino Vital nace en Galicia, en 2012, en pleno Camino de Santiago, resurge de un antiguo Yo que se perdió en un momento del Camino, y que la experiencia Xacobea ha ayudado en este renacer, por tanto todo es agradecimiento, especialmente a ti, que me animaste a aventurarnos, que me inspiraste para escribir, que me cuidaste día a día, que en esencia, me has hecho mejor persona, sin ti ando perdido, como aquel día que equivoqué la senda, obvié la premisa de seguir recto si no había señal clara de que era necesario cambiar la dirección, y que, gracias a ti, rectificamos rápido y volvimos sobre nuestros pasos. Gracias. Te quiero.


Punto y aparte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada