viernes, 19 de abril de 2013

Día cinco

(Viernes 01/06)
by AyA


Hoy ha costado mucho más. 
Podría ser que los kilómetros recorridos, en lugar de fortalecer nuestro cuerpo y nuestro espíritu, han hecho todo lo contrario.
La reflexión del día de hoy bien podría inspirarse en la lucha personal, en el dolor, en las dificultades del Camino, en la forma de afrontar todo esto.

Lucha personal... Aunque nunca estás solo en el trayecto, el andar del peregrino está lleno de momentos de soledad, de instantes donde afrontamos solos los retos que el Camino nos pone delante. Se trata muchas veces de una lucha contra uno mismo, de una batalla de superación, de mejora, de vencer los retos y las limitaciones que nos auto-imponemos... Muchas veces somos nosotros mismos nuestro peor enemigo, somos nosotros mismos quienes nos impedimos avanzar o disfrutar del recorrido.

Dolor... "No pain, no glory". Se puede leer en muchos lugares que recorren la ruta Xacobea, existe un
merchandising al respecto, camisetas que pregonan que para alcanzar la gloria hay que sufrir. Vivimos en un mundo de comodidades, donde el sufrimiento no se tolera, donde existen medicamentos o alternativas para evitarlo, y no falta razón, tampoco es cuestión de sufrir gratuitamente. Pero si que es verdad, que en los momentos de dolor sale lo peor y lo mejor de nosotros, es en el dolor del Caminio cuando descubrimos a quién tenemos a nuestro lado, descubrimos nuestra capacidad  para soportarlo y, lo más importante, nuestra capacidad para superarlo y rehacernos.

Dificultades... ¿Quién no las tiene? Sería una utopía vivir sin dificultades, no sería una "realidad real". Desde pequeños nos vamos encontrando con dificultades, forman parte del crecimiento, y así hay que vivirlas, experimentarlas y superarlas.

Afrontar... He aquí lo fundamental del proceso del dolor... ¿Cómo lo afrontamos? Hay quienes lo ignoran, pensando que mudando al rincón del olvido aquello que nos daña, desaparece. En términos informáticos, eso es un simple "Corta y Pega", quitamos de aquí para esconderlo allí, pero ojo, sigue estando. 
Supongo que no existe receta para afrontar el dolor, que cada uno lo hace de la mejor manera que entiende o considera. Existen "remedios en psicología", lo que se conoce como "Etapas del duelo" (negación, enfado, negociación, depresión y aceptación), por las que muchas personas pasan y asumen en ese orden. 
Lo que está claro de todo esto es que, en cualquier caso, necesitamos de toda nuestra fuerza mental para afrontar el dolor, para buscar consuelo o solución al mismo, está todo en nosotros mismos, y está en nuestras manos "afrontarlo" dignamente.

by AyA

Son cinco días ya los del Camino, hemos superado los 100 km de trayecto y estamos contentos por ello, la mitad del recorrido. Pero no está exento de dificultades, los problemas físicos hacen que cada metro sea más difícil. El dolor lo afrontamos en silencio, confiando en un pronto descanso, en el ungüento sanador. O bien afrontamos el dolor quejándonos, lamentándonos por no avanzar al ritmo deseado por culpa de alguna herida.

Llegar al final de etapa se presenta como una necesidad apremiante. 

11:30, llegada a Miraz, donde llegan nuevos compañeros de viaje, lo que hace amena la tarde. Compartimos cena con un ciclo-peregrino andaluz y dos enfermeras de Barcelona... expertos en el peregrinaje, repetidores de la experiencia y conocedores de otras rutas, entre las que destacan las del Camino Francés, rico en cultura, arquitectura medieval, rebosante de historia y rico en gastronomía... al fin y al cabo, recuerdo que las motivaciones de cada peregrino varían en función de su persona, y todas ellas son igual de válidas.

Conocer las experiencias de los peregrinos da una perspectiva diferente del Camino. 

Todos repiten.

Todos coinciden en su dureza, pero también en su belleza.

Los extranjeros apuran mucho más esta experiencia peregrina, y realizan el Camino desde las etapas iniciales. Incluso algunos repiten la experiencia al completo, o dividen su peregrinar para completarlo en varios años.

Compartir... experiencias, dolor, esfuerzo, anécdotas, comida... compartir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada